(Madrid).- Las empresas e instituciones del sector sanitario son las que más ciberataques han recibido durante los primeros seis meses de 2024 en España y Portugal.

Según revela un informe de Check Point, este sector fue víctima de 2.361 ataques semanales por compañía, por delante del educativo, con 2.053, y el relativo a las comunicaciones, con 1.622.

La situación de España y Portugal varía si se compara con las cifras globales, en las que el sector sanitario es el tercero más afectado con 1.578 ataques de media, superado por los ámbitos de educación e investigación y el gubernamental y militar, con 2.313 y 1.632, respectivamente.

En relación al tipo de ciberataque, el ‘ransomware’ -tipo de código malicioso que impide el uso de los sistemas que infecta- es el que más incidencia tiene en España y Portugal. En concreto, esta forma de asalto digital acostumbra a dirigirse a terceras empresas que guardan los datos de las grandes compañías, en lo que se conoce como ‘ataque a la cadena de suministro’.

Asimismo, Checkpoint destaca la importancia del fenómeno del ‘hacktivismo’ -ataques motivados por fines ideológicos, sociales o políticos- y el uso de la inteligencia artificial como arma por parte de los ciberdelincuentes.

Ciberataques en hospitales

La vulnerabilidad de los sistemas de seguridad de las instituciones sanitarias favorece la actividad delictiva. Es más, la empresa británica de software Sophos señala que en 2023 los ciberdelincuentes fueron capaces de cifrar casi el 75 % de los datos de los ataques de ‘ransomware’ y tan solo una de cada cuatro instituciones sanitarias fueron capaces de frenar este tipo de incidencias.

Las instituciones sanitarias buscan soluciones para protegerse de esta problemática y evitar situaciones como la que vivió el Hospital Clínic de Barcelona en 2023. Entonces, el centro catalán fue víctima del robo masivo de datos de pacientes – en total 4 terabytes- y de una situación de bloqueo, por lo que no se dejaron de realizar más de 4.000 analíticas y se aplazaron más de 11.000 consultas externas.

Fuente: Redacción Médica