(Madrid).- La cirugía sigue siendo el principal tratamiento curativo del cáncer. Así lo consideran los expertos porque, pese a los avances farmacológicos, una intervención quirúrgica es el único abordaje que tiene como propósito extirpar todo el tejido maligno y conseguir de esa forma la curación. En cáncer de pulmón esto incluye la extracción total o parcial del pulmón afectado, una intervención especialmente compleja, pero para la que existen importantes avances.

Como explica a ConSalud.es el Dr. Miguel Congregado Loscertales, vicepresidente de la Sociedad Española de Cirugía Torácica (SECT), con motivo del día mundial contra la lucha del cáncer de pulmón, celebrado cada 17 de noviembre, las intervenciones mínimamente invasivas han sido “el gran avance técnico de principio del siglo sin duda”.

Esta se ha traducido en cáncer de pulmón en cirugía toracoscópica o videotoracoscópica que permite hacer cualquier tipo de intervención a través de pequeñas incisiones sin tener que hacer una toracotomía (grandes heridas con separación de las costillas). El Dr. Diego González Rivas, cirujano en el Hospital San Rafael de A Coruña, fue pionero en el mundo de videocirugía mediante una sola incisión (single port), realizando el primer caso en el año 2010, lo que ha convertido a España en un referente en este tipo de intervenciones.

“Al disminuir las agresión, la recuperación es mucho más rápida y mejor, hay menor respuesta inmune y los resultados globalmente son mucho mejores”, explica el Dr. Congregado Loscertales. Desde 2014, además, se han realizado sin la necesidad de intubación, esto, minimizan los efectos adversos de la intubación traqueal y del uso de anestesia general, como pueden ser el traumatismo relacionado con la intubación, la lesión pulmonar inducida por la ventilación, el bloqueo neuromuscular, la reducción de la función cardíaca, las náuseas y el vómito.

Estos avances se apoyan en la necesidad de trabajar en equipos multidisciplinares con oncólogos médicos, oncólogos radioterapeutas, neumólogos y una comunicación cercana con la atención primaría. Asimismo, aunque la detección ha mejorado, en lo que más ha prosperado es en los fármacos, que han conseguido mejorar las supervivencias de los pacientes tanto en estadios avanzados como iniciales.

¿UN FUTURO SIN CIRUGÍAS?

El objetivo en Oncología, que ya se ha conseguido especialmente en tumores de cabeza cuello, es evitar al máximo las cirugías complejas, por las complicaciones que estas suponen en cuanto al momento de la intervención pero también de la recuperación. Los avances farmacológicos están permitiendo acercarse a la eliminación de los tejidos tumorales sin necesidad de una intervención quirúrgica.

Una realidad, que sin embargo, todavía está lejana en cáncer de pulmón, reconoce el experto. “Tenemos que ir avanzando poco a poco, y el primer paso es detectar los estadios iniciales para ofrecerles un tratamiento eficaz”, añade. En este sentido, actualmente en cuanto a las cirugías, se están trabajando en dos grandes líneas: minimizar la cantidad pulmón resecada y aumentar la cirugía robótica.

“Se ha cambiado el paradigma de la lobectomía (extirpación de un lóbulo pulmonar) como la cirugía estándar oncológica, por la segmentectomía (extirpar solo uno o dos segmentos)”. La cirugía de conservación del pulmón ha sido validada en diferentes estudios en los que se ha demostrado que la extirpación de solo una parte del lóbulo afectado mantiene la misma supervivencia que una intervención de todo el pulmón.

Es cierto que no todos los pacientes de cáncer de pulmón son candidatos a este tipo de intervención y que es importante que se diagnostiquen de forma precoz. Cuanto antes se detecte, menos intervención se tendrá que realizar. En este punto todavía queda cierto camino en cuanto a la implantación del cribado.

Sobre la cirugía robótica, “en los últimos 5 años este tipo de cirugía ha crecido mucho y ya se dispone de robot quirúrgico en casi todos los Servicios de Cirugía Torácica de los grandes hospitales de España”. Los resultados son prometedores, pero todavía no han demostrado ser superiores a la cirugía toracoscópica, “pero lo que sí está claro que tiene unas ventajas técnicas evidentes”. Con los avances quirúrgicos y farmacológicos de cáncer de pulmón poco a poco se está dando respuesta a este tumor que es la primera causa de muerte por cáncer.

Fuente: Con Salud