(Buenos Aires).- La Comunidad de Madrid pondrá en marcha varias experiencias piloto para integrar en los hospitales públicos madrileños la realidad virtual y aumentada para mejorar su preparación en terapias y tratamientos, así como de aumentar la precisión en los diagnósticos.

A través de tecnología de experiencias inmersivas, los profesionales sanitarios podrían utilizar aplicaciones de realidad virtual y aumentada para simular situaciones clínicas que ayuden a los pacientes a avanzar en sus procesos de recuperación, así como para mejorar la interpretación de pruebas, recoge el Ejecutivo regional en un comunicado.

El consejero de Digitalización, Miguel López-Valverde, ha visitado este domingo Siemens Healthineers para conocer una demostración sobre el uso de diferentes softwares, que podrían comenzar a probarse en la sanidad pública en el primer trimestre de 2024 para evaluar su funcionamiento y la idoneidad de utilizarlos en los centros asistenciales.

Recrear escenarios médicos

López-Valverde ha explicado que son "sistemas novedosos y vanguardistas que nos permiten desplegar los últimos progresos técnicos al servicio del paciente y de los médicos para adelantarnos a escenarios críticos y reducir los tiempos de reacción, así como para progresar con mayores garantías en el tratamiento de determinadas enfermedades".

En concreto, se está trabajando en un diseño de realidad virtual que recree escenarios reales, de manera que una persona que padezca un trastorno de ansiedad incapacitante (fobia) pueda trabajar con su terapeuta sometiéndose a exposiciones controladas que aporten información valiosa sobre sus reacciones.

Por otro lado, los facultativos ensayarán con otras experiencias inmersivas en cuestiones como la visualización de estructuras cerebrales para simular posibles abordajes quirúrgicos ópticos o la radiación dentro del quirófano, siendo este un aspecto fundamental para la seguridad de los profesionales, al evitar que se expongan innecesariamente.

Fuente: Redacción Médica