(New York).- Las personas que toman medicamentos para perder peso como Ozempic y Wegovy deben dejarlos en los días o semanas previos a la cirugía, advierte un estudio reciente.

Las personas que toman uno de estos fármacos, conocidos como agonistas del receptor GLP-1, tienen un riesgo un 33 por ciento más alto de desarrollar neumonía al broncoaspirar durante la cirugía, encontraron los investigadores.

"La aspiración durante o después de la endoscopia puede ser devastadora", señaló el investigador , el Dr. Ali Rezaie, director médico del Programa de Motilidad GI del Centro Médico Cedars-Sinai, en Los Ángeles.

"Si es significativo, puede conducir a la insuficiencia respiratoria, al ingreso en la UCI e incluso a la muerte", dijo Rezaie. "Incluso los casos leves pueden requerir un seguimiento estrecho, asistencia respiratoria y medicamentos, incluidos los antibióticos. Es importante que tomemos todas las precauciones posibles para evitar que se produzca la aspiración".

Por lo general, se les pide a las personas que ayunen antes de la cirugía porque la anestesia general puede causar náuseas y pueden inhalar y atragantarse con su propio vómito.

Desafortunadamente, parte de la forma en que los agonistas del receptor de GLP-1 ayudan a impulsar la pérdida de peso es ralentizando el proceso de digestión, dijeron los investigadores. Eso significa que los alimentos tardan más en pasar por el estómago.

Estos resultados concuerdan con la guía emitida el año pasado por la Sociedad Americana de Anestesiólogos (American Society of Anesthesiologists) que pide evaluar el uso de medicamentos para bajar de peso antes de la cirugía, e informar a los pacientes sobre los riesgos involucrados.

Además, otro estudio publicado a principios de este mes en la revista JAMA Surgery encontró que alrededor del 56% de las personas que toman estos medicamentos todavía tienen cantidades significativas de comida en el estómago en el momento de la cirugía.

En este último estudio, los investigadores analizaron los datos de casi 1 millón de pacientes de EE. UU. que se sometieron a una endoscopia entre enero de 2018 y diciembre de 2020. Las endoscopias consisten en la introducción de tubos largos y flexibles en la boca o el ano, a través de los cuales los médicos pueden examinar el tracto gastrointestinal en busca de signos de enfermedad.

Encontraron que las personas que tomaban los medicamentos para bajar de peso tenían un riesgo un 33 por ciento más alto de neumonía por aspiración. El nuevo estudio aparece en la edición del 27 de marzo de la revista Gastroenterology.

"Cuando aplicamos este riesgo a los más de 20 millones de endoscopias que se realizan en EE. UU. cada año, en realidad podría haber una gran cantidad de casos en los que se podría evitar la aspiración si el paciente suspende de forma segura su medicamento GLP-1RA por adelantado", señaló Rezaie en un comunicado de prensa de Cedars Sinai.

"Los resultados de este estudio podrían cambiar la práctica clínica", dijo el investigador principal, el Dr. Yee Hui Yeo, miembro clínico de la División Karsh de Gastroenterología y Hepatología de Cedars-Sinai. "Los pacientes que toman estos medicamentos y que están programados para someterse a un procedimiento deben comunicarse con su equipo de atención médica con suficiente anticipación para evitar complicaciones innecesarias y no deseadas".

Fuente: Health Day