(Madrid).- ¿Podrían los medicamentos que dan un impulso al rendimiento sexual de los hombres ayudarlos a evitar la enfermedad de Alzheimer?. Ese es el principal hallazgo de un estudio que sugiere que los medicamentos para la disfunción eréctil como Cialis, Levitra y Viagra podrían reducir las probabilidades de la enfermedad que roba la memoria.

El estudio no fue diseñado para probar causalidad, advirtieron investigadores británicos del Colegio Universitario de Londres.

"Se necesita más investigación para confirmar estos hallazgos, aprender más sobre los beneficios y mecanismos potenciales de estos fármacos, y buscar la dosis óptima", explicó la coautora del estudio, Ruth Brauer, profesora de farmacoepidemiología y seguridad de los medicamentos de la universidad.

También cree que "se justifica un ensayo aleatorizado y controlado con participantes masculinos y femeninos para determinar si estos hallazgos se aplicarían también a las mujeres".

Los hallazgos se publicaron en la edición del 7 de febrero de la revista Neurology.

Los medicamentos para la disfunción eréctil actúan dilatando los vasos sanguíneos y aumentando el flujo sanguíneo.

En el nuevo estudio participaron casi 270,000 hombres, con una edad promedio de 59 años, que habían sido diagnosticados recientemente con disfunción eréctil (DE). A poco más de la mitad de ellos se les recetó un medicamento para la disfunción eréctil. Ninguno de los hombres tenía problemas cognitivos o de memoria cuando entraron en el estudio.

A lo largo de cinco años de seguimiento, 1,119 de los hombres fueron diagnosticados con enfermedad de Alzheimer.

El equipo de Bauer reportó que los hombres que tomaban un medicamento para la disfunción eréctil tenían un 18 por ciento menos de probabilidades de desarrollar Alzheimer en comparación con los que no lo hacían. Ese hallazgo se mantuvo incluso después de que los investigadores hubieran ajustado otros factores de riesgo, como la edad, el tabaquismo y el consumo de alcohol.

Todavía no se sabe si los medicamentos para la disfunción eréctil causaron directamente la reducción en el riesgo de Alzheimer, y se necesitan más estudios. Pero Bauer cree que la investigación apunta en direcciones interesantes.

Aunque estamos progresando con los nuevos tratamientos para la enfermedad de Alzheimer que funcionan para eliminar las placas amiloides en el cerebro de las personas con etapas tempranas de la enfermedad, necesitamos desesperadamente tratamientos que puedan prevenir o retrasar el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer, comentó en un comunicado de prensa de la revista. Estos resultados son alentadores y justifican más investigación.

Fuente: Health Day