Fin del conflicto
Residentes y concurrentes médicos de la Ciudad llegaron a un acuerdo paritario con el Gobierno porteño


(Buenos Aires).- Luego de ingresar en la novena semana de lucha desde que se iniciaron los reclamos de recomposición salarial, los médicos residentes y concurrentes de la Ciudad de Buenos Aires llegaron a un acuerdo paritario con el Gobierno porteño. Tras una nueva movilización a la sede del ministerio de Salud, la Asamblea de Residentes y Concurrentes (ARyC) autoconvocada en Bolívar 1 decidió aceptar la última propuesta.

A través de un comunicado oficial, las autoridades porteñas detallaron: “Al 15% ya acordado para el mes de noviembre, se suma ahora un 5% más, totalizando un 20% para dicho mes. De igual manera, para el mes de diciembre, al 5% ya acordado con anterioridad, se agrega ahora un 7%, lo que representa un total de 12% de incremento para ese mes. En lo que respecta a la cuestión salarial de los residentes, este acuerdo alcanzado garantiza una mejora para que, a partir del mes de noviembre, los residentes de primer año perciban un ingreso de $200 mil pesos netos”.

“Esta mejora representa, además, un incremento para toda la escala salarial del sistema de residencias de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, incluyendo a las suplencias de guardia, como a los suplementos: los plus de guardia, conducción, extensión horaria, recertificación de especialidad, plan Pediatría en Casa, gastos de consultorio y plus de guardia SADOFE”, agregaron desde el Gobierno porteño.

Por su parte, en la cuenta oficial de Twitter de la ARyC consignaron: “Después de 9 semanas de lucha, 21 días de paro sin guardias y una movilización hermosa junta todas las familias, hoy se festeja el triunfo. El puntapié a continuar mejorando nuestras condiciones laborales. Seguimos en la lucha. Gracias a todos los que formaron parte”.

Hasta hoy, los desacuerdos entre las partes eran explícitos y desde la ARyC calificaban la oferta de la administración de Horacio Rodríguez Larreta como “vergonzosa”. Días atrás, el Gobierno de la Ciudad había anunciado una suba salarial de 20 mil pesos para los residentes, a partir del cual la cartera que lidera Fernán Quirós pidió un cese de la medida de fuerza. De esta manera, el salario bruto mínimo de octubre sería de 197.281 pesos. Sin embargo, el incremento se negoció con la Asociación de Médicos Municipales (AMM) y no contó con el acuerdo de la ARyC, por lo que el conflicto continuó.

Según los representantes de la Asamblea, la recomposición era poco significativa porque con los salarios a abonar en noviembre los residentes ya iban a cobrar alrededor de 140 mil pesos, a raíz del acuerdo paritario pactado anteriormente. “La oferta que recibimos es de 197 mil pesos en bruto, lo que significan 160 mil en mano para un residente de primer año”, habían advertido.

De la misma manera, esta mañana los trabajadores nucleados en la ARyC adelantaron que se encontraban reclamando información sobre la nueva propuesta de aumento formulada por el Gobierno porteño al Comité Ejecutivo de la AMM. ”Hemos conseguido una oferta por parte del gobierno, sin embargo no se ha tenido en cuenta los reclamos de lxs concurrentes”, expresaron en un comunicado, en el que agregaron que la propuesta “no fue comunicada” a los trabajadores, sino “a los gremios que una y otra vez han negociado a nuestras espaldas”.

Finalmente, la nueva propuesta fue hoy aceptada por la Asamblea y así se llegó al final del conflicto paritario. La Asociación de Médicos Municipales (AMM) celebró la recomposición salarial de los residentes médicos y en un comunicado realizó un repaso del proceso de conflicto que derivó en el acuerdo. En un comunicado, recordó que en abril pasado asumió la nueva conducción de la organización y se comprometieron a reclamar por una actualización salarial debido al avance de la inflación.

“Era una realidad que el salario de los residentes estaba más que rezagado”, indicaron por medio de un comunicado. Además, plantearon que si bien los reclamos deben canalizarse por medio de la entidad con personería gremial, un sector de residentes decidió hacerlo “por su cuenta llamando a un paro por tiempo indeterminado y sin guardias”.

Ante dicha situación, la Asociación aclaró que “se entendió la justicia del reclamo pero no la metodología”. Con ese argumento, cuestionaron que “no pueden dejar de cubrirse las guardias, por dos motivos: la salud es un servicio esencial y así lo exige la ley de ejercicio de la medicina”.

Tras la aclaración sobre la postura en torno al modo de reclamo, se remarcó la coincidencia de considerar insuficiente el aumento de $197.000 en bruto que había ofrecido en una primera instancia el Gobierno de la Ciudad, dado que “colocaba a los residentes por encima de los médicos de categorías más bajas. Un contrasentido”.

Por tal motivo, desde la AMM se convocó a un paro y movilización en reclamo de una “actualización del salario de los médicos para todas las categorías para no perder contra la inflación y aumento del salario de los residentes y médicos de las categorías más bajas, llevando a $200.000 en la mano para los residentes y $210.000 para los médicos que se inician en la carrera”.

En la convocatoria participaron más de 10.000 profesionales de la salud y por eso se consideró “una verdadera marea blanca”. Como resultado se logró una reapertura de la paritaria y se logró “el aumento a diciembre del 99% en el salario de los médicos, $200.000 en mano para los residentes y $210.000 para los médicos de la categoría más baja”

Luego del logro obtenido, la Asociación de Médicos Municipales destacó que mantendrán el compromiso de “equiparar el salario con la inflación y luchar por la recomposición de lo perdido entre 2015 y 2022. Los residentes son parte de la Asociación y ésta actuó representando sus intereses”, expresaron.

Fuente: Infobae 

statistical tracker