(Madrid).- Mónica García será la nueva ministra de Sanidad. La anestesióloga y líder de Más Madrid recogerá el testigo de José Miñones al frente del departamento y se convertirá en la primera dirigente ajena a PP y PSOE que asuma esta responsabilidad. Lo hará en una legislatura que se postula especialmente abrupta por la alta fragmentación del Congreso y la mayoría conservadora que impera en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

El de Mónica García era uno de los nombres que había cobrado fuerza en las últimas semanas para dirigir el Ministerio de Sanidad, cuya gestión constituía una de las principales reivindicaciones de Sumar para dar el ‘sí’ a la unión con el PSOE de Pedro Sánchez.

Las negociaciones, eso sí, se han llevado a cabo con total discreción. Ella misma rechazaba hacer “quinielas” sobre su futuro político. Nunca se me ha pasado por la cabeza ser ministra, pero no me marco metas, deslizó en recientes declaraciones a Redacción Médica.

La designación de García posee tintes históricos, pues nunca antes había sido titular de este Ministerio una persona desvinculada de PSOE o PP. Sus primeros pasos en firme en la política los dio de la mano de Podemos, formación con la que concurrió a las elecciones madrileñas de 2015. Cuatro años más tarde, ya integrada en las listas de Más Madrid (con Íñigo Errejón al frente del grupo nacional), se erigió como portavoz parlamentaria en la Asamblea autonómica y principal opositora al Gobierno de Isabel Díaz Ayuso.

Jornada de 32 horas, fin de guardias y feminización

Desde la tribuna madrileña, García ha hecho de la defensa de la sanidad pública su estandarte con un discurso férreo en favor de una mayor inversión y del impulso de planes de atracción y fidelización de los profesionales de la salud. Por ejemplo, a través del establecimiento de la jornada de 32 horas o la derogación de las guardias médicas obligatorias.

Necesitamos un Gobierno que no insulte a los profesionales, que les provea de unas condiciones laborales dignas para que quieran seguir, afirmó en una entrevista previa a la celebración de las elecciones a la Comunidad de Madrid.

Otra de las claves del proyecto político de García al frente de Más Madrid ha sido el relativo a la feminización de la gerencia sanitaria. Las mujeres somos un 70 por ciento de la sanidad pero los puestos de responsabilidad siguen siendo principalmente masculinos, advirtió en 2020, cuando formó parte del jurado en los Premios Sanitarias.

Médica anestesióloga en el 12 de Octubre

Lo cierto es que ese carácter reivindicativo ya lo tenía antes de entrar en Podemos, cuando marchaba con la Marea Blanca en Madrid por la sanidad pública. Aquello ocurrió entre 2012 y 2015, cuando integraba la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM). Por aquel entonces seguía ejerciendo en el Hospital 12 de Octubre, donde desarrolló su actividad profesional como médica anestesióloga.

Fuente: Redacción Médica