Día Mundial de la Seguridad del Paciente
La seguridad del paciente, un factor clave, esencial y transversal de la calidad asistencial


(Buenos Aires).- La seguridad del paciente es una disciplina de la atención de la salud que surgió con la evolución de la complejidad de los sistemas de salud. Su objetivo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es prevenir y reducir los riesgos, errores y daños que sufren los pacientes durante la prestación de la asistencia sanitaria.

El 17 de septiembre se conmemora el Día Mundial de la Seguridad del Paciente. Esta fecha ha sido proclamada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la Asamblea Mundial de la Salud celebrada en el año 2019. Para 2022 se ha seleccionado el tema “Seguridad de los medicamentos” con el lema “Medicación sin daño”.

Dicho lema insta a priorizar y tomar medidas tempranas en áreas clave asociadas con un daño significativo al paciente debido a prácticas de medicación inseguras. Entre ellas se encuentran las situaciones de alto riesgo, las transiciones asistenciales, la polifarmacia (uso simultáneo de varios medicamentos) y los medicamentos con apariencia o sonido similares.

En este marco, el Sanatorio Finochietto se suma a la propuesta de la OMS e iluminará sus emblemas institucionales de color naranja, peculiaridad distintiva de la campaña mundial.

Para el Sanatorio Finochietto, la seguridad del paciente es un valor fundamental y constituye una dimensión clave, esencial y transversal de la calidad asistencial. Nuestros objetivos institucionales relacionados con esta disciplina responden a ocho lineamientos básicos, constituidos a partir de la combinación de las seis Metas Internacionales de Seguridad del Paciente, junto a las Soluciones para la Seguridad del Paciente (ambas publicadas por la Organización Mundial de la Salud) y se aplican en forma transversal en toda la institución: identificar correctamente a los pacientes; mejorar la comunicación efectiva; mejorar la seguridad de los medicamentos de alto riesgo; garantizar la cirugía en el lugar correcto, con el procedimiento y el paciente correcto; minimizar el riesgo de infecciones asociados con la atención sanitaria; minimizar el riesgo de daño al paciente causado por caídas; gestionar adecuadamente los medicamentos de aspecto o nombre parecido (LASA); y evitar los errores de conexión de catéteres y tubos.

En línea con lo manifestado por el Ministerio de Salud de la Nación, la seguridad del paciente es un tema de salud pública que debe ocupar un lugar central en la agenda sanitaria con el fin de garantizar una medicina segura, humanizada y de calidad.

Por Lic. Nicolás D. Melo (MN 12037)
Jefe de Seguridad del Paciente y Procesos del Sanatorio Finochietto

Fuente: CALMA PR

statistical tracker