(Buenos Aires).- El Gobierno Nacional autorizó el incremento más alto en lo que va del año en las cuotas de los planes de medicina prepaga. De esta manera, con un aumento del 8,49% en julio, durante los primeros siete meses del año se acumulará una suba del 52,8%.

Con estos incrementos, un plan familiar económico para un matrimonio con dos hijos menores podrá rondar entre los $ 110.000 y los $ 150.000 mensuales. Por esta razón, de acuerdo con la plataforma que compara las prepagas en la Argentina, Elegimejor.com.ar , el 56% de los argentinos busca otro plan de medicina prepaga porque el precio de la cuota mensual de su plan actual es demasiado caro para su situación económica.

Este número se compone de aquellos que ya no pueden pagar la cuota actual y por eso buscan alternativas más económicas (41%) y de un 15% restante que aún pueden afrontar la cuota actual, aunque consideran que "se está complicando y prefieren ver otras opciones".

Además, tres de cada diez afiliados a prepagas utilizan también el hospital público, ante la falta de especialistas en la cartilla y las demoras de más de dos meses para dar un turno. En muchas especialidades, los médicos comenzaron a cobrar copagos, algunos autorizados por las prepagas y otros directamente por acuerdos con los pacientes, que prefieren pagar un poco más, pero tener turno para atenderse.


Cómo se calculan los aumentos
El porcentaje de incremento de junio y julio surge, al igual que ocurrió con los aumentos aprobados desde febrero, del decreto 743/2022 que fijó los aumentos diferenciados. Este establece que el 90% de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores (RIPTE) actúa como tope para aquellos que perciben menos de seis Salarios Mínimos Vitales y Móviles (SMVM) con relación al Índice de Costos de Salud. En cambio, quienes ganan más de seis salarios mínimos, perciben la suba del Índice de Costos.

El Índice de Costos de Salud combina la evolución de los costos de los medicamentos (12,2%) de acuerdo a un listado que elabora el Ministerio de Salud, los insumos médicos (17,2%), los salarios fijados por las paritarias (52,4%) y los gastos generales (18,2%), que elabora el Ministerio de Salud.

Los aumentos de años anteriores
"Si sumamos los diez años siempre la medicina prepaga aumentó más que el IPC: la inflación entre 2012 y 2022 aumentó un 2467% y las prepagas subieron otro 3544% en ese período", afirmó Pedro Bussetti, presidente de Defensa de Usuarios y Consumidores.

El año pasado terminó con precios que duplicaron a los que estaban vigentes a fines de 2021, ya que hubo un incremento del 113,8%. En diciembre de 2022, un plan para un matrimonio con 2 hijos menores oscilaba entre los $ 30.000 y los $ 270.000 mensuales.

En cambio, si se tienen en cuenta el total de aumentos en 2021, una familia tipo terminó pagando por encima de los $ 9700 para acceder a una prepaga económica, como por ejemplo Hominis o PreMedic. De hecho, el total de aumentos en medicina prepaga en 2021 fue de un 40,5%, un 10% por debajo de la inflación general que fue del 50,9% en los doce meses del año pasado.


Hacia fines de 2020, el mismo grupo familiar necesitaba al menos $ 6.615 para acceder a una cobertura de similares características, mientras que el aumento total fue del del 10%.